Saltar Descalzo a la CUERDA – ¿Es malo?

Saltar descalzo

Saltar a la Cuerda Descalzo

Muy buenas Jumpers  hoy os voy a responder a una  pregunta que me hacéis mucho ¿ Se puede saltar descalzo?  La respuesta corta es si pero  ¿realmente estás [email protected]?

Saltar a la cuerda es un ejercicio muy completo ya que implica la coordinación y la implicación de muchas partes de nuestro cuerpo. Una de esas partes y casi la más importante, son nuestros pies.

Llevamos zapatos casi todo el tiempo, siempre que salimos a la calle, vamos a la playa o incluso cuando andamos por casa. Aunque el calzado protege nuestros pies, las investigaciones demuestran que los hace más perezosos y débiles. Por este motivo, los profesionales de la salud suelen recomendar caminar o incluso hacer ejercicio descalzo.

Saltar a la Cuerda descalzo

Si estás empezando a saltar a la cuerda o llevas poco tiempo realizando ejercicio descalzo no te lo recomiendo, por dos motivos :

  • 1 º Si llevas poco tiempo saltando a la cuerda lo más probable es que no tengas una técnica buena y tu cuerpo no esté acostumbrado a este nuevo ejercicio, por lo que  puedas llegar a provocarte una lesión al no tener una buena estabilidad y amortiguación en tus pies. Además, puede provocar dolores en las espinillas, que si te pasa te dejo por aquí un video donde explico como solucionarlo.
  • 2º Si no estamos acostumbrados a hacer ejercicio o caminar descalzados, nuestros pies no están preparados para poner a saltar sin zapatillas, digamos, a lo «loco”.

Dicho esto, os voy a enseñar cuales son los beneficios de saltar a la cuerda descalzos y además cómo empezar a saltar sin zapatillas.

Beneficios de saltar la cuerda descalzo

Fortalece los músculos de los pies

Los pies están formados por 20 músculos diferentes y un tercio de las articulaciones del cuerpo, que si lo piensas fríamente, es una pasada como se concentran tantas articulaciones en una sola región del cuerpo.

Con los zapatos puestos, estos músculos se comprimen y se reorganizan según el tamaño y la forma del calzado. Lo contrario ocurre cuando se está descalzo, ya que esta presión se libera y los pies consiguen «respirar».  Al saltar la cuerda descalzo, tus pies y tobillos trabajan más, fortaleciéndolos mucho más que si tus zapatos soportaran esa carga.

Mejora tu estabilidad

La capacidad de nuestro cuerpo de estar apoyado, firmemente, en ambos pies es algo que muchos de nosotros damos por sentado. Los zapatos de hoy en día proporcionan mucho apoyo y, a cambio, han debilitado los músculos estabilizadores de nuestros pies de forma drástica.

Saltar la cuerda descalzo, o hacer ejercicio descalzo en general, fortalece enormemente los músculos estabilizadores de nuestros pies y tobillos, lo que permite una mayor estabilidad y un mejor equilibrio.

Puede que parezca una tontería ahora que tienes buen equilibrio, pero cuando lleguemos a una edad avanzada el equilibrio de tu cuerpo suele pasar a un plano mucho más importante.

En algunos estudios se observan mejoras en la estabilidad del tobillo, y en otros, aumentos en la tasa de desarrollo de la fuerza. Además, algunas pruebas sugieren que entrenar descalzo puede cambiar la forma en que nuestras articulaciones experimentan la presión, lo que parece prevenir algunas lesiones, pero no otras (1). Schulte, N., Belen, S., Connor, S., & King, M. (2019). Comparing barefoot and shod running: 2D analysis, pressure treadmill analysis, and relation to risk of injury.

Movilidad

Uno de los mayores beneficios para mí, de saltar la cuerda descalzo, es que me permite ser y sentirme más ligero  y e incluso más rápido. Los boxeadores, por ejemplo, siempre se apoyan en las puntas de los pies, al igual que cuando se salta a la cuerda. Esto se debe a que transferimos la energía del salto a las puntas de los pies , permitiendo saltar con mayor facilidad.

Saltar a la cuerda, especialmente descalzo, ayuda a fortalecer los músculos necesarios para elevarse sobre las puntas de los pies. A mí me ha servido para todo, desde subir un tramo de escaleras hasta bailar.

Salud

Actualmente sufrimos de muchos problemas en nuestros pies derivados del uso de zapatos o del uso de un tipo de calzado inadecuado para determinadas actividades. Hay bastantes investigaciones que han demostrado que los pies de las personas eran más sanos antes de la creación del calzado. Al saltar la cuerda o hacer ejercicio descalzo, permites que tus pies respiren, se estiren y suden libremente, lo que resulta en unos pies más sanos (y con mejor olor).

Cómo saltar a la cuerda descalzo

Si has decidido que te gustaría empezar a saltar a la comba descalzo, hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de intentarlo:

  • Empezar con calma

Antes de intentar saltar descalzo, deberías tener una técnica buena que permita no tropezarte con la cuerda todo el rato, piensa que si saltas descalzo y te das todo el rato latigazos en los pies, lo dejarás muy pronto. Por lo que, empieza poco a poco, con 2 o 3 minutos de salto sin zapatos. Con el tiempo puedes añadir uno o dos minutos más, y así sucesivamente.

  • Superficie

Quizás esta sea la parte más importante de todas, la superficie donde saltemos. Si saltamos sobre superficies blandas, esto es, arena, hierba o colchonetas, no tendremos mayor problema, pues el impacto que recibirá nuestro cuerpo será pequeño. Sin embargo, si saltamos sobre superficies duras como el cemento o el hormigón, si o si, usaría una esterilla para evitar dolores y lesiones en la rodilla, ya que el impacto en esta superficie sobre nuestros pies y piernas es muy grande.

  • Movimientos básicos.

Si vas a empezar a saltar descalzo, te recomendaría que empieces realizando los saltos básicos, como el salto con patada, el del boxeador o con pies juntos, ya que son ejercicios simples pero efectivos para ver nuestras sensaciones saltando descalzos. Una vez que te sientas cómodo saltando descalzo puedes incrementar tus movimientos como el cruzado, dobles saltos y demás trucos.

Como veis, saltar descalzos a la cuerda puede ser una buena opción para volver a estar en contacto con la naturaleza y dar a nuestros pies nuevos estímulos para activarse. Sin embargo no por eso tenéis que dejar de utilizar vuestras zapatillas.

En mi caso, suelo saltar con zapatillas, pero muchas veces, cuando hace buen tiempo me gusta sentir el efecto de los saltos y mejorar mi condición en los pies, que no son los mejores del mundo.

Recuerda que si te duele las piernas al saltar la cuerda, te dejo por aquí un artículo donde te explico como solucionarlo

Hasta la siguiente Jumpeeers, nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *